La criptomoneda se devaluó pasando de un precio de $2,800 a 0,005 (al momento de redactar esta noticia), lo que indica que sucedió lo que muchos ya pensaban; el proyecto se volvió insostenible.

Un rug pull ocurre cuando el equipo de desarrolladores retira toda la liquidez de la criptomoneda a través de un backdoor en el código del contrato de la criptomoneda , haciendo que el precio de este caiga dramáticamente, en este caso provocando una caída del 99,99% del precio de esta.

En todo caso, las señales de alerta estuvieron ahí todo el tiempo. Como informó CryptoPotato el sábado, el precio de SQUID hizo que todo el modelo de proyecto fuera absolutamente complicado.

También, CoinMarketCap colocó una pancarta advirtiendo de los altos riesgos de inversión en esta criptomoneda en particular que decía:

“Muchos usuarios reportaron que no pueden vender el token Pancakeswap. ¡Haga su propia diligencia debida y tenga cuidado al operar!, aunque este proyecto esta inspirado en la plataforma Netflix, es poco probable que esté afiliado a la IP oficial”

El sitio web del juego no funciona al momento de escribir este artículo. Por último, es importante señalar que hay otras criptomonedas en el mercado con el ticker SQUID y que parecen estar funcionando muy bien. Independientemente, de lo que sucedió con Squid Game esta debe ser una gran señal de alerta y un recordatorio para no ceder a la euforia y hacer una debida diligencia antes de invertir en un proyecto.